abril 12, 2011

Targeting y publicidad online

La gran mayoría de proyectos en Internet han basado mucho de su modelo de negocios en la publicidad. Mientras seguimos oyendo de la crisis económica, el debate sobre el futuro de este canal de ingresos se vuelve muy importante. Tanto para quienes generan campañas directamente con los clientes finales, así como para aquellos que utilizan ad-networks para manejar su inventario.

La publicidad online sigue siendo la madre que da de comer al periodismo, pues es el principal modelo de financiación a día de hoy. En el caso de los medios online, Internet como espacio para la publicidad ha ido creciendo o, como mínimo, manteniéndose, al contrario de lo que se ha podido ver en la prensa tradicional impresa. Así, es importante el proceso de relevo que parece estar dándose lentamente. Un concepto a tener en cuenta al hablar de publicidad online, es el de marketing viral, que pretende convertir a los usuarios en parte del canal, en propios distribuidores de los mensajes publicitarios al continuar con la cadena viral. Existen en la actualidad muchas técnicas de marketing viral, cada vez más. Otra fórmula sería la publicidad contextual, es decir, la máxima adaptación de la publicidad a los contenidos informativos. Google Adwords, por ejemplo, se basa en poner un anuncio con X palabras y por el que se paga un céntimo por cada vez que los usuarios hacen clic.

Para ver ejemplos, podemos centrarnos en los siguientes casos que comentó una compañera: ya en 2002/2003 se empezaron a llevar a cabo iniciativas de cobro por contenidos. El periódico estadounidense Wall Street Journal ha conseguido llevar esta estrategia a cabo sin problemas y con especial éxito. Su modelo se caracteriza por el acceso total a contenidos de pago y, para que esto funcione, hace falta que la oferta informativa sea realmente buena en calidad, de gran reconocimiento internacional; en definitiva, que uno pueda encontrar ahí información que no va a encontrar en otro sitio. El País intentó llevar este modelo a cabo, pero ni siquiera éste lo consiguió.

Tras esta primera ola de medios online por suscripción, llegó la segunda edición, caracterizada por tener suscripciones más abiertas. Orbyt, por ejemplo, no te niega el acceso gratuito a elmundo.es, sino que te ofrece un servicio añadido a lo que uno puede encontrar de manera gratuita. Se pretende, pues, que la suscripción no sea excluyente de manera total, sino un valor añadido por el que se paga.

Los siguientes expertos nos eplican el tema que estamos tratando, a través del siguiente vídeo: Javier Martín (loogic) y con Eduardo Arcos (alt1040) y los invitamos a charlar del tema en compañia de Marilín Gonzalo.


Los siguientes artículos pueden resultar de interés:

abril 8, 2011

“Perfiles audiovisuales en el sector audiovisual español”

abril 7, 2011

La industria informativa

Con la aparición de la industria informativa digital, pudimos observar cómo se configuran las nuevas estrategias de negocio de los medios, así como los modelos que surgieron gracias a los nuevos productos. En general, ha de darse una integración horizontal y vertical, lo cual se consigue mediante las estrategias Cross-media. Como comentó García de Madariaga, nos encontramos en la actualidad en un escenario  en el que ha cambiado notablemente la estrategia y la forma de integrar los productos multimedia.  Todo ello, por supuesto, guarda una cercana relación con la medición de audiencias en la web, ya que no podemos olvidar al hablar de la industria informativa multimedia de la interesante línea de transformación que se da entre la fusión de America Online (AOL) y Time Warner.

Los modelos de comunicación han cambiado en Internet, hemos pasamos de una comunicación unidireccional, asimétrica, jerárquica y filtrada por los editores a una descentralizada; un modelo de comunicación que es cualquier cosa menos jerárquico gracias a Internet. La comunicación a través de Internet no tiene un filtro y permite con tecnologías de poca complejidad que las personas tengan voz.

Es lo que explica el Dr. José Luis Orihuela de eCuaderno en la entrevista que le hemos realizado en El Salvador en donde realizó un seminario sobre Comunicación Corporativa 2.0. Las preguntas e inquietudes eran varias, pero tratamos de condensar en 4 preguntas puntuales los temas que nos interesaba abordar: comunicación, medios tradicionales, educación y modelos de negocios para Internet.

El vídeo que os dejo a continuación responde claramente a los siguiente interrogantes:

  1. ¿Cómo cambia el diagrama de comunicación ante los medios emergentes?
  2.  ¿Qué factores deben considerar los medios tradicionales en su modelo de negocio para Internet?
Vemos que el modelo de comunicación cambia por completo, que funciona en tiempo real y las empresas se enfrentan a ese desafío de comunicarse con los usuarios, provocando un cambio en la estructura incluso de cómo las empresas administran o manejan esa comunicación y según Orihuela vemos como emerge la figura del Community Manager.

Además, Orihuela puntualiza en la importancia de que los medios tradicionales busquen nuevos modelos de negocios haciendo alusión a los buenos resultados de empresas como Apple con iTunes o Amazon con precios justos y buen servicio:

Los siguientes artículos os pueden resultar de interés:
marzo 26, 2011

Democracia digital

Actualmente, la información sigue siendo un elemento de poder y el periodismo un aspecto básico en la democracia. Al hablar de la democracia digital, trataremos la interactividad y la desmediación. En el sistema democrático tenemos a los ciudadanos como primer elemento básico, sin embargo, observamos como éstos tienen que pasar por 3 filtros en realidad, que son los siguientes:
  1. Medios de comunicación.
  2. Partidos políticos.
  3. Movimientos sociales.

Así pues, como vemos, la base de la democracia queda apartada del ejercicio del poder y su capacidad de entrar en contacto con los tres poderes (ejecutivo, admiinistrativo y judicial), no puede llevarse a cabo a no ser que sea a través de los intermediarios citados. Es decir, su contacto con el poder es indirecto. A raíz de este asunto, encontramos una triple crisis de la democracia representativa:

  1. Déficit democrático: los partidos cada vez tienen mayor desconexión con aquellos que supuestamente les dan soporte (es decir, los ciudadanos).
  2. Democracia centrada en los medios a raiz de esa manía de dar más importancia al personaje que al hecho; a la figura política, que a sus palabras. A partir de esto, la información de hace cada vez más desde los medios.
  3. Malestar ciudadano.

Nos vemos, así, con la necesidad de “reinventar la forma de hacer política, de hacer información, de ser ciudadanos“. Llegaríamos, así, a un nuevo ideal democrático que establece al ciudadano en medio y en contacto directo con los poderes y donde los medios, los partidos y los movimientos sociales están a total servicio de ambos. Para esto, hemos de pensar en la tecnología como solución a nuestros problemas. Pues bien, surge, así, la idea de democracia digital, e-democracia o ciberdemocracia: ¿Para qué los políticos, si podemos tener un parlamento poopular y constante donde todo se puede votar? Aunque hay que tener en cuenta que no todos los ciudadsanos están en las mismas condiciones frente a la tecnología y la prensa digital, pues ni todos están conectados, ni los que lo están lo hacen de la misma manera ni con el mismo fin. Por eso, no se trata de acercarnos plenamete a la democracia directa, sino en qué cambios pueden producir los medios en la forma en que se relacionan los ciudadanos con los poderes.
Los siguientes artículos te ayudarán a comprender mejor el tema que estamos tratando:
marzo 18, 2011

J-Bloggers

En la sesión del jueves continuamos hablando sobre los J-bloggers o periodistas que mantienen un blog. Los J-bloggers suelen utilizar la blogosfera para ampliar su marco de acción y compensar de alguna manera las limitaciones a las que se ven expuestos en sus trabajos.
Encontramos en la blogosfera una confrontación: como fenómeno de participación digital y creciente pobreza intelectual así como el decreciente reconocimiento de los periodistas en el mercado por el hecho de que todo el mundo pueda ser bloggero y, en cierto modo, periodista. Es parte del concepto de periodismo ciudadano.
Muchos culpan al periodismo ciudadano y a la blogosfera de la decadencia del periodismo y el desprestigio de la profesión; sin embargo, García de Madariaga nos incita a tener noción de la realidad y ser conscientes de que el periodismo tiene “su propia miseria dentro de casa”, antes de pensar que los problemas vienen de fuera. Es decir, esa crisis, esa decadencia de la que venimos hablando, ya existía mucho antes del auge del periodismo ciudadano.
También hablamos sobre la función actualizada del gatekeeper con la moda de los blogs y del periodista bloggero. Ya no entendemos esta figura como alguien que selecciona de manera vertical lo que es noticia y lo que no, sino que ha sido sustituido por el denominado gatewatching, alguien constantemente pendiente y observador de todo lo que ocurre en la Red. Es decir, ya no asume un papel de guardián de la noticia, sino que con el auge del periodismo ciudadano se ha visto obligado a bajar un escalón en su arrogancia.
Otro de los aspectos tratados es el de la profesionalidad del periodismo. Sobre este tema en particular, García de Madariaga afirmó que:
“El periodismo es una actividad muy difusa” “El profesionalismo tiene una serie de criterios que no los pasa cualquier actividad”, y el periodismo tiene que seguir respetándolas si no quiere continuar perdiendo prestigio.
Con el siguiente texto, podreís aprender más sobre la profesionalidad periodística y la función de los gatekeepers que acabamos de estar tratando (a partir de la pág. 116).
Los siguientes enlaces os pueden interesar:
marzo 12, 2011

La interactividad en la práctica periodística

El primer texto sobre el cual basamos nuestra clase práctica fue el de Usos de las herramientas de la web social en los medios gallegos que pertenece a XI Congreso de Periodismo digital, celebrado el año pasado.

De este modo, lo primero que salió a la luz fue la confusión que existe entre el periodismo cívico y el periodismo ciudadano, de este modo, para diferenciar y comprender mejor ambos se explicó en qué consiste cada uno. Con el siguiente texto de García de Madariaga, podemos llegar a entender la diferencia entre ambos: Del periodismo cívico al participativo.

Los seguidores del periodismo cívico discuten la posibilidad de incluir el periodismo ciudadano o participativo en su misma definición y convertir ambas denominaciones en sinónimas, según la propuesta de expertos como Leonard Witt, Dan Gillmor, Jay Rosen o Jeff Jarvis (artículos en pdf). Para lograr comprenderlo mejor, una de las personas que formaban el grupo de debate lo explicó de la siguiente manera: el periodismo cívico, por su parte, surge a finales de los años 80 y es un antecedente para lograr entender el alcance que tiene el periodismo ciudadano hoy en día. Surge por desencanto de la gente hacia el periodismo político, por lo que se busca un periodismo más cercano a la gente y con contenidos y conceptos que les interesen. Se trata, así, de romper con la dinámica “elitista y distante” del periodismo tradicional. El periodismo ciudadano es el periodismo comunitario, como podría ser, por ejemplo, la radio.

A diferencia del periodismo de hace algunos años, hoy, la tecnología ha hecho posible que cualquier persona pueda informar lo que sucede, posibilitando una información no solo instantánea sino más objetiva e imparcial, desligándola de intereses políticos o económicos.  Sin duda, grandes hechos noticiosos se han podido conocer casi que sincrónicamente a su ocurrencia gracias a que el ciudadano común puede registrar y  subir a la web tales hechos; ejemplo de ello fue el atentado a las Torres Gemelas en NewYork, acontecimiento que registró el mayor tráfico de la historia web; la invasión a Irak, el atentado al sistema de transporte en Londres, el Huracan Katrina, entre otros.

Asimismo, de tantas herramientas existentes, twitter ha demostrado ser una fuente de información de vital impacto por su inmediatez, por su viralidad (los usuarios reenvían o “retuitean” la información más interesante) y por su fácil acceso. La tragedia de Haití fue un ejemplo muy claro de sus posibilidades informativas. Conviene usar hashtags, escoger con cuidado a las fuentes que seguimos y tener los ojos bien abiertos. Por ejemplo, #iranelection es la palabra clave que ha elegido la oposición iraní para denunciar a través de Twitter los abusos a los derechos humanos que sufren los disidentes en este país.

 Últimamente se ha acuñado un nuevo término “periodismo 3.0”, ello se explica en la siguiente presentación:

 Otro link interesante http://www.periodismociudadano.com/archivos/, da cuenta de la lista de blogs y otros medios dedicados al periodismo ciudadano en 10 países del mundo. Del mismo modo, los siguiente artículos os pueden ser de interés:

marzo 12, 2011

La Interactividad

La interactividad hay que entenderla como un proceso comunicativo que se da muy poco en la red pero que poco a poco va ganando terreno. Existen dos niveles de interactividad. El primer nivel es el llamado periodismo Ubicuo, tiene que ver con la actual capacidad de cualquier individuo para dar información. También denominado periodismo ciudadano.

Unos le llaman periodismo ciudadano, o periodismo social, participativo, 3.0, periodismo comunitario, o periodismo crowdsourcing. Todos ellos son términos aplicados a un nuevo tipo de comunicación basada en el contenido procedente del ciudadano, que ya no se limita a ser un consumidor pasivo, sino que además, participa en la generación de información y lo hace a través de propuestas tan populares y efectivas como Wikipedia o YouTube.

Algunas organizaciones de noticias, como CNN, han puesto en marcha medios de comunicación ciudadanos como iReport.Pero incluso una gran organización como la CNN no puede comprobar todo el contenido aportado por sus usuarios. Sin embargo, esto no significa que el periodismo sea hoy en día menos efectivo o preciso.

  • Hoy en día, todos los periodistas pueden ser independientes, ya que pueden construir una comunidad que les ayude a ampliar la dimensión de sus investigaciones, de ahí que Paul Lewis afirme que apostando por el periodismo participativo “tienes más que ganar, que perder “. La expansión del uso de Twitter y los blogs ha hecho que más y más periodistas hayan adoptado esta técnica. Sin embargo, el crowdsourcing no es un enfoque que un solo periodista pueda poner en marcha, se necesita la fuerza de la multitud, de la ciudadanía y se debe ofrecer algo a cambio para que todos estos individuos se mantengan atentos y participen.
A partir de esta interactividad surgen dos problemas:
  1. Brecha digital: no todo el mundo que tiene acceso a Internet tiene las mismas capacidades, expectativas, conocimientos. La interactvidad se ve mermara por un porcentaje representativo de la población.
  2. Mucho de lo que pasa por ser interactividad, es en realidad actualización: O tiene más dosis de ella, al menos. El periodismo ubicuo es una parte más de la actualización: los medios pueden conseguir mucho más ágilmente material informativo. Antes recursos del propio medio, agencias informativas… ahora: fotos vídeos, mensajes, Twitter…

Os dejo a continuación los siguientes enlaces que creo que os serán de interés para poder comprender mejor el tema que nos ocupa en esta clase teórica:

marzo 5, 2011

El periodismo del nuevo siglo

Esta clase práctica, se centro en el análisis del texto de Ignacio Ramonet, “El periodismo del nuevo siglo”. De este modo, con la ayuda del grupo que salió a comentar la noticia, establecimos las siguientes conclusiones. Teóricamente, hasta ahora, se podía explicar el periodismo de la siguiente manera: el periodismo tenía una organización triangular: el acontecimiento, el intermediario y el ciudadano. El acontecimiento era transmitido por el intermediario, es decir, el periodista que lo filtraba, lo analizaba, lo contextualizaba y lo hacía repercutir sobre el ciudadano. Ésa era la relación que todos conocíamos. Ahora este triángulo se ha transformado en un eje. Está el acontecimiento y, a continuación, el ciudadano. A medio camino ya no existe un espejo, sino simplemente un cristal transparente. A través de la cámara de televisión, la cámara fotográfica o el reportaje, todos los medios de comunicación (prensa, radio, televisión) intentan poner directamente en contacto al ciudadano con el acontecimiento. Para comprender mejor el texto, aquí tienes un resumen con las ideas principales del mismo:

Por tanto, se abre camino la idea de que este intermediario ya no es necesario, que uno ya puede informarse solo. La idea de la autoinformación se va imponiendo. Es una tendencia ciertamente peligrosa. Ya he tenido ocasión de desarrollarla, porque se basa esencialmente en la idea de que la mejor manera de informarse es convertirse en testigo; es decir, este sistema transforma a cualquier receptor en testigo. Es un sistema que integra y absorbe al propio testigo en el suceso. Ya no existe distancia entre ambos. El ciudadano queda englobado en el suceso. Forma parte del suceso, asiste a él. El receptor ve directamente y, por tanto, participa en el acontecimiento. Se autoinforma. Si hay algún error, él es el responsable. El sistema culpabiliza al receptor, y éste ya no puede hablar de mentiras, puesto que se ha informado por su cuenta.

De la misma manera, el nuevo sistema da por buena la siguiente ecuación: “ver es comprender”, lo cual puede parecer muy racional. Podemos decir que la racionalidad moderna, se ha construido en contra de esta ecuación. Tal y como nos dice Ramonet en su texto:

“De este modo, el nuevo sistema acredita la ecuación “ver es comprender”. Pero la racionalidad moderna, con la Ilustración, se hace contra esa ecuación. Ver no es comprender. No se comprende más que con la razón. No se  comprende con los ojos o con los sentidos. Con los sentidos uno se equivoca. Es la razón, el cerebro, es el razonamiento, es la inteligencia, lo que nos permite comprender. El sistema actual conduce inevitablemente o bien a la irracionalidad, o bien al error”

Ahora bien, ¿qué cambios está suponiendo este aumento de la información de la que podemos disponer? Tal como hemos indicado, vivimos en un sistema de producción superabundante de informaciones. ¿Qué significa esto en la práctica? Se trata de una pregunta muy importante. Durante mucho tiempo, la información era muy escasa o incluso inexistente y el control de la información permitía dos cosas. En primer lugar, una información escasa era una información cara, que podía venderse y dar lugar a una verdadera fortuna. Por otro lado, una información escasa proporcionaba poder a quienes la poseían. En un sistema en el que la información es superabundante, resulta evidente que estas dos consideraciones sobre los beneficios de la información no actúan de la misma manera.

Nos encontramos, pues, ante un problema considerable. ¿Qué relación se establece entre libertad e información, cuando ésta es superabundante? Intentaremos expresarlo gráficamente mediante una curva. Puedo afirmar, ya que se trata de una idea del racionalismo del siglo XVIII, que si dispongo de información cero, entonces mi nivel de libertad es también cero; y mi nivel de libertad sólo aumenta a medida que crece mi información. Si tengo más información, tengo más libertad. Cada vez que se añade información, se gana en libertad. En nuestras sociedades democráticas, se tiene la idea de que necesitamos más información para poder tener más libertad y más democracia. ¿No habremos alcanzado ya un grado de información suficiente? ¿No estaremos estancados? Es decir, no por añadir información, aumenta la libertad.

Es algo que se puede constatar desde 1989, año de la caída del muro de Berlín. Hemos roto las últimas barreras que se oponían intelectualmente al avance de la libertad a escala internacional. Ahora la libertad ha progresado. Disponemos de todas las informaciones, estamos en la era de Internet, e Internet nos permite acceder a todo tipo de informaciones. Estamos en una fase de superabundancia. ¿Aumenta por eso mi libertad? En realidad, se observa que no aumenta más, pues nos encontramos en una época en la que aumenta la confusión.

La cuestión que se plantea es: si continúo añadiendo información, ¿acabará disminuyendo mi libertad? La información llevada al máximo, ¿no acabará provocando un nivel mínimo de libertad, como en otros tiempos? Se trata, por supuesto, de una pregunta, pero creo que se debe plantear ahora, porque el sistema hoy en vigor nos muestra constantemente que todo incremento de información supone una amputación de la libertad. La forma moderna de la censura consiste en añadir y acumular información. La forma moderna y democrática que adopta la censura no se basa en la supresión de información, sino en el exceso de ésta. Por consiguiente, estamos ante un planteamiento de la máxima importancia. Es una situación nueva, ya que desde hace doscientos años, desde el siglo XVIII, hemos asociado una mayor información a una mayor libertad. Si ahora hay que empezar a decir que más información implica menos libertad, habrá que desarrollar unos mecanismos intelectuales muy distintos.

Al plantearnos estas cuestiones, tenemos el convencimiento de que una información de tipo cuantitativo no resuelve los problemas que pretendemos resolver. La información ha de tener algún elemento cualitativo, aunque no sepamos demasiado bien cuál. Pero sabemos que presenta dos aspectos: credibilidad y fiabilidad. En otras palabras, por muy abundante que sea la información, la que más me interesa es la que es creíble y fiable y, por tanto, la que tiene un mínimo de garantías relacionadas con la ética, la honestidad, la deontología o la moral de la información.

Si te interesa el tema, puedes ver los comentarios recogidos en una encuesta que versa sobre lo que trata Ramonet, accediendo a esta página. A continuación te dejo también algunos enlaces de interés:

En el siguiente vídeo, podeis ver una entrevista realizada a Ignacio Ramonet en la cual se trata este exceso de información ante el que nos encontramos, afirmando en primer lugar:

“En nuestra sociedad, la gran característica es que los medios de comunicación se han convertido en el principal problema de la democracia, porque la gente no los cree sencillamente”.



marzo 4, 2011

La actualización

La actualización 24 horas es lo que el especialista José Luis Orihuela, profesor del área en la Universidad de Navarra, llamó el cuarto paradigma de la e-comunicación: de la periodicidad al tiempo real.

En su artículo “Los 10 Paradigmas de la e-Comunicación” (2002), Orihuela señala que “el carácter periódico de la oferta informativa era el modelo central de la industria informativa y gran parte de los términos usados en el área hace referencia a la frecuencia temporal de los medios tradicionales”.

Sería Cable News Network, CNN, la primera cadena de televisión en transmitir la información en tiempo real 24 horas en directo, rompiendo con el paradigma de la periodicidad. Los medios digitales completarían este modelo con la información en directo permanente.

En los medios digitales no hay hora de cierre, no es como el periódico impreso que a las 5:00 de la tarde cierra la edición, o la radio, o televisión que cada emisión del noticiero implica un final de la entrega informativa. La actualización continua es una de las mayores fortalezas de los medios digitales y, a la vez, una de las mayores exigencias que se le hace al periodista que trabaje en el área.

El caso de www.noticias24.com, narrado por su jefe editor Frank de Prada:

La actualización 24 horas plantea también la necesidad de generar contenido propio en las unidades web. En los comienzos del periodismo digital en Venezuela, los nuevos medios se limitaban a reproducir el contenido de su referente tradicional, y la actualización era dependiente de lo que se producía en las salas de prensa.

Esto fue cambiando y ante la pregunta a periodistas digitales de las unidades web estudiadas, sobre si el medio digital publicaba una noticia en exclusiva antes que su referente tradicional, la respuesta unánime fue positiva.

Algunos lo hacen en búsqueda de la notoriedad que da la exclusiva, pero más allá, los periodistas digitales desarrollan un fuerte compromiso con el usuario del medio, y la idea de que mientras más rápido sea montada esa información, más rápido se informarán sus lectores, representa un triunfo para el equipo de la unidad.

¿Qué implica esto para el periodista digital? Un gran conocimiento de las fuentes informativas en el medio digital y fuera de éste, una permanente actualización de su récord en información y conocimientos, un gran compromiso ético y buen olfato informativo para medir la importancia de una noticia y saber si eso que está pasando debe salir publicado en quince minutos o puede esperar en el gran cúmulo del trabajo de la redacción. De estas características, es vital el compromiso ético que se plantea frente a la urgencia de publicar la información

Por último, en esta clase también tratamos el tema de las redacciones online, tratándolo como uno de los más relevantes cuando hablamos de actualización en el periodismo digital. Así pues, ahí os dejo algunos enlaces que creo serán de interés para comprender mejor la importancia de este tema:

Este vídeo resulta también interesante, aunque dejo también la segunda parte para aquellos que tengan más curiosidad.

febrero 27, 2011

La hipertextualidad

La palabra Hipertexto fue acuñada hacia 1965 por Theodore Holm Nelson (quién dio forma también a la palabra Hipermedia) y se gestó cuando estaba tomando un curso en computadores como parte de su maestría en Sociología en la Universidad de Harvard. Tuvo entonces la idea de diseñar un sistema para manejo de textos que permitiera a los escritores revisar, comparar y corregir su trabajo con facilidad. Él lo definió en su libro “Literary Machines” (Máquinas Literarias) como “lectura no secuencial” y así:

“Hipertexto es la presentación de información como una Red de nodos enlazados a través de los cuales los lectores pueden navegar libremente en forma no lineal. Permite la coexistencia de varios autores, desliga las funciones de autor y lector, permite la ampliación de la información en forma casi ilimitada y crea múltiples rutas de lectura”.

Michael Bieber define el Hipertexto como el concepto de Inter – relacionar (enlazar) piezas de información y utilizar esos enlaces para acceder a otras piezas de información relacionadas (un elemento de información o nodo puede ser desde una simple idea hasta la porción de un documento). El hipertexto es una colección o una Red de nodos que están Inter-relacionados o enlazados. Un sistema de Hipertexto le permite a un autor crear los nodos y los enlaces entre ellos, y permite al lector recorrerlos; esto es, navegar de un nodo a otro utilizando esos enlaces. Por lo general, el sistema de Hipertexto señala los puntos de enlace o indicadores de alguna manera dentro del nodo, cuando se muestran en el monitor del computador. (eje: textos subrayados en los documentos de la Web que se ven en los navegadores). Cuando el usuario selecciona el enlace indicado o marcado, haciendo clic sobre éste con el ratón, el sistema de Hipertexto recorre, busca, y exhibe el nodo que está al otro extremo del enlace. Si un solo marcador representa múltiples enlaces, el sistema de Hipertexto le presenta al usuario una lista de enlaces disponibles (los diseñadores de sistemas deben priorizar, filtrar, o establecer niveles, si consideran que el número de enlaces puede rebasar al usuario). Los principios de diseño de interfaz de usuario de Hipertexto recomiendan que cuando el propósito o destino del enlace no sea claro, el autor le ponga a éste un título. El sistema de Hipertexto incluye muchas características de navegación, anotación y configuración, que se apoyan en la estructura de los nodos y los enlaces para ayudar a los autores y a los lectores.

 

Entre las características más importantes del hipertexto tenemos las siguientes:

  • No es lineal: A través de enlaces de navegación, los lectores pueden “saltar” por el documento como lo deseen. En efecto, ningún orden determina la secuencia de la información que se va a leer. El hipertexto da mayor control a los lectores de los documentos en línea, que el que pueden tener en un documento impreso. Según Jacob Nielsen, “un verdadero hipertexto debe… hacer sentir a los usuarios que pueden moverse libremente a través de la información, de acuerdo a sus propias necesidades”.
  • Es eminentemente interactivo: Permite a cada usuario seleccionar los temas que sean de su interés o que le parezcan más importantes. Es bueno recordar aquí, que el usuario debe entender las ventajas y desventajas de tener control absoluto de la dirección que tome al escoger los enlaces y estar en capacidad de establecer diferencias y prioridades entre enlaces.
  • Permite al autor ofrecer un contexto rico en información relacionada en torno a sus ideas principales: Los textos escritos constriñen a los autores a seguir en su escritura un formato lineal. El Hipertexto libera a autores y lectores de esta forma de expresión. Los autores pueden estructurar sus textos como una Red de información con enlaces interrelacionados y resaltar la(s) idea(s) principal(es) con ellos.
  • Permite al usuario leer, co-escribir y comprender información más efectivamente: El presentar la información en forma de Red permite a los lectores acceder a ésta de la manera que consideren más apropiada para el cumplimiento de sus objetivos. Además, la libertad de acceso a esa Red enriquecida con información relacionada ofrece un medio fecundo para entenderla. Algunos piensan incluso que mejora la comprensión ya que se imita la Red de asociaciones que la gente usa cognitivamente para guardar y recuperar información.
  • Si no está bien estructurado o si el usuario no ha desarrollado las competencias adecuadas, se puede desorientar fácilmente: En los documentos con hipertexto a menudo se pierde el contexto. Los lectores pueden desorientarse y perder la pista de su posición dentro del documento. Para Reducir la probabilidad de desorientación del lector, proporcione señales contextuales que le ayuden a navegar fácilmente el documento. Por ejemplo, escribiendo un texto eficaz para un enlace, usted puede ayudar a los lectores a entender hacia donde dirige el enlace sin necesidad de hacer clic sobre él.
  • Permite seleccionar los temas de interés: El hipertexto no debe utilizarse para fraccionar textos lineales extensos en varias páginas. El mejor uso del hipertexto consiste en permitirle al lector seleccionar los temas de su interés y descargar solamente esas páginas. La estructura del hipertexto debe basarse en un análisis de la audiencia.

En cuanto a los usos del hipertexto, encontramos los siguientes:
Según Jacob Nielsen, el hipertexto no es apropiado para todos los usos, y ofrece tres reglas de oro para ayudar a determinar cuando es conveniente usarlo. Se enuncian a continuación:

  • Cuándo existe un gran cuerpo de información organizado en muchos fragmentos.
  • Cuándo estos fragmentos se relacionan unos con otros.
  • Cuándo en cualquier momento, los lectores necesitan solamente una pequeña fracción de esta información.

Las siguientes son aplicaciones ideales del hipertexto:

  • Material de referencia general o especializado: Por ejemplo, las instrucciones de los computadores funcionan muy bien en línea. Los usuarios de éstos no quieren leerse todo un manual, necesitan la información contenida en las partes relevantes o en las secciones que vayan necesitando. Lo normal es que acudan a documentos en línea para obtener respuestas rápidas a sus preguntas.
  • Cualquier material que pueda dividirse en segmentos (contenidos) cortos y autónomos: La mayoría de los lectores acuden a la Red con un propósito determinado y buscan información específica. Al fraccionar el material en contenidos más pequeños y etiquetarlos con títulos y subtítulos precisos, usted ayudará a los lectores en línea que tienden a barrer el texto con la mirada en busca de esa información. Por ejemplo, el artículo de un periódico o de una revista en línea, puede tener los detalles esenciales de un acontecimiento en el texto de introducción. Los enlaces que en éste se encuentren pueden conducir a detalles suplementarios o a información de fondo, si los lectores deseen saber más. Los títulos deben ser exactos e identificar claramente el contenido al cual conduce cada enlace.

¿Quieres informarte un poco más? Aquí te dejo los siguientes links que creo que pueden interesarte:

  1. Un juex estadounidense sugiere prohibir los hiperenlaces.
  2. ¿Conoces lo que es el PageRank?