Democracia digital


Actualmente, la información sigue siendo un elemento de poder y el periodismo un aspecto básico en la democracia. Al hablar de la democracia digital, trataremos la interactividad y la desmediación. En el sistema democrático tenemos a los ciudadanos como primer elemento básico, sin embargo, observamos como éstos tienen que pasar por 3 filtros en realidad, que son los siguientes:
  1. Medios de comunicación.
  2. Partidos políticos.
  3. Movimientos sociales.

Así pues, como vemos, la base de la democracia queda apartada del ejercicio del poder y su capacidad de entrar en contacto con los tres poderes (ejecutivo, admiinistrativo y judicial), no puede llevarse a cabo a no ser que sea a través de los intermediarios citados. Es decir, su contacto con el poder es indirecto. A raíz de este asunto, encontramos una triple crisis de la democracia representativa:

  1. Déficit democrático: los partidos cada vez tienen mayor desconexión con aquellos que supuestamente les dan soporte (es decir, los ciudadanos).
  2. Democracia centrada en los medios a raiz de esa manía de dar más importancia al personaje que al hecho; a la figura política, que a sus palabras. A partir de esto, la información de hace cada vez más desde los medios.
  3. Malestar ciudadano.

Nos vemos, así, con la necesidad de “reinventar la forma de hacer política, de hacer información, de ser ciudadanos“. Llegaríamos, así, a un nuevo ideal democrático que establece al ciudadano en medio y en contacto directo con los poderes y donde los medios, los partidos y los movimientos sociales están a total servicio de ambos. Para esto, hemos de pensar en la tecnología como solución a nuestros problemas. Pues bien, surge, así, la idea de democracia digital, e-democracia o ciberdemocracia: ¿Para qué los políticos, si podemos tener un parlamento poopular y constante donde todo se puede votar? Aunque hay que tener en cuenta que no todos los ciudadsanos están en las mismas condiciones frente a la tecnología y la prensa digital, pues ni todos están conectados, ni los que lo están lo hacen de la misma manera ni con el mismo fin. Por eso, no se trata de acercarnos plenamete a la democracia directa, sino en qué cambios pueden producir los medios en la forma en que se relacionan los ciudadanos con los poderes.
Los siguientes artículos te ayudarán a comprender mejor el tema que estamos tratando:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: