Los puntos cardinales del ciberespacio


El término “Brecha digital”, que se hizo popular a finales de años 90 entre académicos,instituciones gubernamentales y organizaciones sociales, refiere a las implicancias de carácter social, de la diferente cantidad de información entre los que tienen acceso a la Internet (especialmente de alta velocidad) y los que no lo tienen.
En la edad de la Tecnología de la Información, “Accesibilidad” refiere a la posibilidad de cada uno, incluyendo a las personas discapacitadas, sin importar su preparación física o tecnológica y de la información. Ajustando la definición anterior al contexto de Internet, cabe incluir que Accesibilidad Web implica que cualquier persona que visita un sitio Web usando cualquier navegador, debe poder conseguir una comprensión completa de la información contenida allí y también poder tender una interacción completa con este.
Usabilidad” es un término usado para denotar a facilidad con que una persona puede usar una herramienta u otro objeto manufacturado, para cumplir con éxito cierta tarea. En el contexto de la Web, se relaciona sobretodo con la fluidez de las interacciones de un usuario en un sitio Web.

La Brecha digital:
Mucho se ha hablado de la Brecha Digital, de manera lenta pero constante, tras la irrupción de Internet en el ámbito público en 1995. En ese entonces, se habilitó su uso con fines comerciales (no sólo gubernamentales y académicos), y como lo dictan las normas del mercado, los primeros esfuerzos para ampliar su alcance se concentraron en las poblaciones de mayores ingresos, que podían consumir el costoso nuevo servicio.
Con el tiempo, los intereses comerciales llevaron a una ampliación natural de la población objetivo de los nuevos servicios y los gobiernos del mundo entero comenzaron a ver con mayor claridad la amplitud de ventajas que implicaba la conexión a Internet de sus instituciones y sus habitantes en general.
Grandes esfuerzos públicos y privados se iniciaron para ampliar en alcance de la Internet a la mayor cantidad posible de personas, pero su uso aún continúa restringido en gran medida a la adquisición de equipamiento y servicios relativamente costosos para la mayoría de la población mundial, o al acceso limitado a través de instituciones educativas normalmente privadas. Con esta realidad, resultó que la gran mayoría de la población mundial, concentrada en los países y regiones menos desarrollados económicamente, quedaba excluida del mayor repositorio de conocimiento humano de la historia, negándose así valiosas oportunidades de desarrollo social y económico.

Accesibilidad y Usabilidad:
Sumándose a las dificultades de acceso a la Red, con el tiempo se hizo patente para los gobiernos que más allá de garantizarlo en términos cuantitativos, debían garantizarlo en términos cualitativos. Esto implicó acciones en dos frentes: el de las infraestructuras físicas y el de las estructuras informacionales.

En el primero, se fomentaron inversiones privadas que abaratan la instalación de servicios de conexión permanente y de alta velocidad a Internet. En el segundo, se impulsó el accionar de organismos de estandarización, y sobre su trabajo, se desarrollaron normas (a veces como recomendaciones y a veces con carácter legal) que dieron un marco ordenador al accionar público y privado en la Web. Este marco hizo, por ejemplo, que en el futuro cercano en el Reino Unido se pueda considerar ilegal brindar servicios a través de un sitio Web que no cumpla con ciertas normas mínimas de accesibilidad. Del mismo modo, hizo que en los Estados Unidos, todos los sitios Web federales deban cumplir con normas de accesibilidad similares, para facilitar su uso por parte de todos los ciudadanos por igual.

Por lo tanto, podríamos decir que en los inicios de la Internet, las limitaciones técnicas eran la principal causa de su escaso alcance y evolución, creada ya la WWW por Tim Berners-Lee, y superadas estas, las limitaciones económicas primaron por varios años.
Actualmente, puede argumentarse que las limitaciones se concentran en el nivel más básico de acceso al medio (principalmente debido a factores económicos) en los países menos desarrollados, y en un nivel superior de uso del medio (accesibilidad y usabilidad de los sitios Web) en los países más desarrollados. Ejemplarizando este último y tan descuidado punto, puede citarse a Nielsen cuando dice:

Es peligroso leer libros sobre tecnología (…) primer, porque la mayoría de las personas no puede contenerse de hacer algunas páginas y sitios tan pronto como saben cómo. Y esas páginas y sitios usualmente terminan siendo inútiles si son creadas a partir de un entendimiento de HTML y Adobe Photoshop, sin un entendimiento equivalente de diseño Web y de las necesidades de los usuarios”.                                                                                                                                                                          – El Clima Digital.

Algunos enlaces de interés:

“Los hechos de información, un escenario para evaluar la brecha digital local del usuario/cliente en la sociedad del conocimiento”.(acceder a él pinchando aquí).

En este artículo publicado en 2009 podemos encontrar un estudio muy interesante sobre la brecha digital en nuestra generación.

Libro publicado por Arturo Serrano Santoyo y Evelio Martinez Martinez sobre la Brecha Digital: ¿te interesa? Accede a él aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: